Té de cúrcuma para combatir la artritis

15/03/2018 • Hierbas Medicinales • Views: 869

Los beneficios del té de cúrcuma son variados, pero una de las propiedades más interesantes es su capacidad para reducir la inflamación y el dolor en las articulaciones en pacientes con artritis reumatoide.

Antes de explorar en detalle por qué el té de cúrcuma es tan bueno en la reducción del dolor de artritis y la rigidez de las articulaciones, le presentamos los pasos necesarios para hacer este remedio casero indio popular:

Ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • 1 cucharadita de polvo de cúrcuma pura
  • 1 cucharadita de miel

Preparación: En una taza de té, preparar una pasta amarilla dorada mezclando el polvo de cúrcuma con la miel.
Vierta agua caliente en la taza, y revuelva bien para disolver la pasta de cúrcuma en el líquido. Beba su té de cúrcuma una vez que se haya enfriado un poco.

Precaución: La cúrcuma puede manchar cualquier cosa que entre en contacto con ella, incluyendo las manos, la ropa, y los utensilios de cocina.

Mezclas de té con cúrcuma

La receta básica para el té de cúrcuma sólo requiere algunos ingredientes básicos. Sin embargo, beber solamente té de cúrcuma puede llegar aburrido después de un tiempo.

Para mantener sus papilas gustativas felices, intente poner en la infusión especias como cardamomo, pimienta negra, clavos, canela, raíz de jengibre, hierba de limón, o vainilla. También puede comprar té premezclado con cúrcuma. Estas mezclas han sido cuidadosamente formuladas para proporcionar las mejores experiencias culinarias.

Si desea comprar una mezcla de té de hierbas premezcladas con cúrcuma (en lugar de crear su propia de polvo de cúrcuma pura) eche un vistazo a estos productos:

  • Mezcla de jengibre, regaliz, cúrcuma y cítricos.
  • Mezcla de té verde descafeinado, cúrcuma, hierba de limón, hierbabuena, uña de gato, raíz de yuca, se ha formulado específicamente para apoyar la salud de las articulaciones.
  • Pruebe la mezcla caliente y picante de té de pukka de jengibre, galanga y cúrcuma de oro.

Por qué el té de cúrcuma es bueno para el dolor articular

En la India, los curanderos ayurvédicos y otros practicantes de la medicina tradicional usan el té de cúrcuma para tratar la artritis y otras enfermedades inflamatorias. En los últimos años, también los científicos occidentales han reconocido sus fuertes propiedades anti-inflamatorias y anti-artritis. Según un estudio publicado en el número de noviembre de 2006 de la revista Arthritis and Rheumatism, los tres curcuminoides principales en la cúrcuma son responsables de sus efectos contra la artritis.

Si alguna vez ha seguido una dieta para los pacientes con artritis reumatoide, es posible que sepa que los alimentos ricos en quercetina se consideran particularmente buenos para los pacientes con artritis debido a las propiedades anti-inflamatorias de la quercetina. Lo sorprendente es que el té de cúrcuma puede ser un remedio natural aún mejor para las articulaciones inflamadas que la quercetina.

Un estudio publicado en el número de abril de 2006 de la revista Inflammation Research reveló que la curcumina mostró más actividad anti-artritis que la quercetina.

Más propiedades antiartritis

La mayoría de la investigación científica sobre la cúrcuma y la artritis se ha centrado en la artritis reumatoide, pero la cúrcuma también puede proporcionar beneficios para las personas con osteoartritis, un tipo de artritis relacionado con la edad que es causado por el desgaste de las articulaciones.

Un estudio presentado en 2011 Congreso Mundial sobre Osteoartritis en San Diego, descubrió que una combinación de extracto de curcumina de raíz de cúrcuma y extracto de boswellia fue superior a para el alivio de dolor en las articulaciones y el aumento de la capacidad para caminar de los enfermos. Un asombroso porcentaje de los participantes de los experimentos informó una mejora o eliminación del dolor cuando se les suministraba esta sustancia.

Contraindicaciones y efectos adversos

La investigación sugiere que la cúrcuma es segura para los pacientes de artritis cuando es utilizada en cantidades normales.

Un estudio clínico piloto publicado en el número de noviembre de 2012 de la revista Phytotherapy Research analizó los efectos de la curcumina en pacientes diagnosticados de AR y no encontró reacciones adversas asociadas con las dosis utilizadas en la investigación (500 miligramos de curcumina).

Sin embargo, las mujeres embarazadas deberían evitar beber té de cúrcuma porque es potencialmente abortivo. Además, las personas con cálculos biliares u otros problemas de la vesícula biliar, así como las personas que van a afrontar una cirugía deben evitar el uso de la cúrcuma. También debe hablar con su médico si está planeando tomar el té de cúrcuma mientras consume otros medicamentos.

Tags: , , , , , , , , , ,

Deja un Comentario

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *