Guía de alimentos para un vientre plano

20/04/2015 • Otros trastornos & adicciones, Salud & Consejos • Views: 6703

¿Te sientes hinchado después de comer? Muchas veces esto se debe a los alimentos que elegimos consumir. Tener un vientre plano puede estar relacionado con distensiones abdominales producidas por malas digestiones.

Mantener un vientre plano, no siempre es cuestión de régimen dietético y ejercicio. Puede ser causado principalmente por problemas digestivos.
Muchas personas no saben que es normal eliminar 15 a 25 veces gases al día y que la hinchazón abdominal afecta hasta el 30% de las personas. La eliminación de gases en forma excesiva puede ser debido a enfermedades donde se absorben mal los hidratos de carbono (azúcares), como mala absorción a la lactosa a enfermedad celíaca.

¿De dónde viene la hinchazón?

Los problemas digestivos son los principales causantes. Igualmente la nutricionista Cynthia Sass nos comenta: “Tener un estómago perfectamente plano todo el tiempo no es normal. Después de comer y beber -alimentos y líquidos- estos ocupan espacio en el interior de su estómago y los intestinos, y eso significa una cierta expansión.”
Un vientre disparado no necesariamente indica que algo está mal con lo que come, pero si, si su abdomen está demasiado inflamado como para cerrar el pantalón.

Alimentos que nos empeoran la distensión abdominal

Brócoli, repollo, col rizada: Son las verduras crucíferas, que contienen rafinosa – un azúcar que permanece sin digerirse hasta que las bacterias en su intestino fermentan, esto produce gases y, a su vez, nos inflaman-.
Recomendamos seguir comiendo estos alimentos verdes, por su variedad de nutrientes, pero mantener sus porciones bajo control si se es delicado de la digestión. “Cocinar los vegetal al vapor suaviza la fibra y se reduce la porción”, dice Sass. No va a eliminar o prevenir la hinchazón del todo, pero puede hacer que que las verduras sean más fáciles de digerir.

Legumbres: Probablemente no es nuevo para usted, pero los frijoles o porotos, junto con las lentejas, soja y los guisantes (arvejas) son los alimentos que causan gases. Estos pequeños individuos son, básicamente, ráfagas de proteína, pero también contienen azúcares y fibras que nuestro cuerpo no pueden absorber. Así que cuando las legumbres llegan al intestino grueso, sus bacterias intestinales toman la iniciativa. Este proceso conduce a los gases y se puede hinchar su cintura.
Combine las legumbres con cereales integrales fácilmente digeribles, como el arroz o quinua. Su cuerpo finalmente se acostumbrará a ellos. “Si usted come frutas, verduras, nueces, granos enteros y frijoles a menudo, no le molestará tanto como los que los comen de forma esporádica”, nos dice la nutricionista Sass.

Lácteos: Si usted se siente con gases después de unas rebanadas de queso o un plato de cereal con leche, puede ser intolerante a la lactosa, lo que significa que su cuerpo carece de las enzimas necesarias para descomponer la lactosa (el azúcar que se encuentra en los productos lácteos). Eso puede causar gas para formar en el tracto GI, lo que puede desencadenar la hinchazón.
Por ende, manténgase alejado de los productos lácteos y optar por las muchas alternativas sin lactosa u opciones vegetales.

Manzanas: Una manzana al día puede ahorrar un viaje al doctor, pero no mantener la hinchazón alejada. Su alto contenido en fibra, su fructosa y sorbitol -azúcares de las frutas- muchas personas no los pueden tolerar, dice Sass.
Las manzanas son una buena merienda: Una fruta ofrece un promedio de 4.5 gramos de proteína y 10% de sus necesidades de vitamina C al día. “Comer manzanas específicamente se ha relacionado con un menor riesgo de enfermedades del corazón y problemas respiratorios, como el asma, la bronquitis y el enfisema”, comenta la nutricionista. Coma con moderación y por separado de las comidas, y elegir el momento de consumo: “Si vas a usar un traje de baño, es mejor dejar la manzana para después”. Otras frutas que inflaman son: las peras, los duraznos y las ciruelas.

Alimentos salados: El consumo de alimentos ricos en sodio pueden provocar la retención de agua, lo que puede hincharnos”. Evitar el sodio no es tan simple con solo sacar el salero, el sodio se cuela en la mayoría de los alimentos procesados y envasados, incluyendo sopas, panes, embutidos, enlatados, etc. Leer las etiquetas nutricionales de los alimentos es fundamental. Si comió algo muy salado, tomar suficiente agua para eliminarlo con mayor rapidez.

Alimentos que previenen la hinchazón

Pepino: Muchas personas usan los pepinos para reducir la hinchazón debajo de los ojos, y esto se puede hacer de la misma forma si se lo come, ya que causa el mismo efecto en el vientre. Este vegetal contiene quercetina, un flavonoide antioxidante que ayuda a reducir la hinchazón. “El pepino ha demostrado inhibir la actividad de enzimas pro-inflamatorias”, añade la nutricionista.
Así que no dude en incorporarlo a sus comidas o cambiar las bebidas azucaradas por un vaso de agua de pepino.

Banana: Los alimentos ricos en potasio como los plátanos, aguacates, kiwis, naranjas, y los pistachos, evitan la retención de agua mediante la regulación de los niveles de sodio en su cuerpo y por lo tanto pueden reducir la hinchazón inducida por la sal. La banana también contienen fibra soluble, que puede aliviar o prevenir el estreñimiento.
“Hinchazón también puede ser causada por el estreñimiento”, dice Sass. “Si usted no es capaz de eliminar los residuos en el tracto gastrointestinal, puede conducir a la hinchazón.”

Papaya: La enzima contenida en la papaya (papaína) ayuda a descomponer las proteínas en su sistema digestivo, lo que facilita la digestión. Sass comenta que el fruto tropical también tiene propiedades anti-inflamatorias, así como las fibras.

Espárragos: Resulta un súper alimento anti-hinchazón. Es un alimento diurético, cosa que puede ayudar a disminuir el exceso de agua corporal, aliviando así las molestias y la hinchazón.

También contiene prebióticos que ayudan a apoyar el crecimiento de bacterias “buenas”, según Sass. Esto ayuda a mantener un equilibrio saludable en su sistema digestivo para prevenir o reducir los gases. Por último, contiene fibras solubles e insolubles, lo que ayuda a promover la salud digestiva en general.

Yogur con probióticos: Los probióticos son bacterias “buenas” que ayudan a regular la digestión y resultan los campeones de la salud digestiva. Claro, usted puede tomar suplementos de probióticos, pero puede también conseguirlos en un buen desayuno comiendo un yogur con cultivos activos. Se puede endulzar con un poco de miel, mermelada, o granola.

Las semillas de hinojo: Son salvadoras del tracto digestivo. Las semillas tienen un compuesto que relaja los espasmos gastrointestinales, lo que permite que los gases pasen y aliviar así la hinchazón. Puede incorporar las semillas de hinojo en panes, embutidos y platos de carne. También pueden masticarse directamente o tomar en un té de hinojo al final de una comida.

Jengibre: Conocido como un remedio casero para los resfriados, dolor muscular, calambres y mareos. Hay que añadir a la lista la distensión.
El jengibre es una ayuda digestiva y antiinflamatorio natural. Relaja los músculos del tracto digestivo, lo que puede aliviar la hinchazón. También contiene una enzima que absorbe proteínas, reduciendo los gases.
Puede añadir el jengibre fresco a batidos, infusiones y aderezos para ensaladas. Puede encontrarlo también en tintura madre concentrado en gotas.

Té de menta y manzanilla: Si se siente inflamado después de la cena, puede disfrutar de una taza caliente de té de menta o manzanilla. Ambas hierbas relajan los músculos GI para ayudar a disipar el gas que genera su estómago y así evitar la hinchazón. Aparte de mejorar la digestión, la manzanilla también puede calmar y relajar, lo que puede ayudar a aliviar cualquier tipo de molestias en el estómago.

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Deja un Comentario

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *