¿Quieres adelgazar? Elimina 5 alimentos “inocentes”

12/01/2016 • Dietas, Tips & Consejos • Views: 1170

Adelgazar es todo un reto y muchas veces las tentaciones son las que nos desvían el objetivo de mantenernos bajo control. Limpiar la cocina de los alimentos ‘bomba’ es algo más difícil que tirar las cajas de galletas, pan y las papas fritas grasientas. Aquí algunas claves…

También puede ser necesario tirar algunos alimentos que, tras la primera inspección, no parecen tan malos, dice la nutricionista Tori Holthaus, fundadora de YES! Nutrition, LLC. Eche un vistazo a estos seis alimentos que se almacenan en la cocina, más que nada en las de las mujeres. Si su pérdida de peso se estanca o no marcha a buen ritmo, es una señal de que estos alimentos no deben estar en su cocina.

1. Aderezos de ensalada

A base de crema, a base de aceite, o bajos en grasa, prácticamente cualquier aderezo para ensaladas pre-hecho es un NO cuando usted está tratando de perder peso. La mayoría vienen cargados de calorías, azúcar y sal, y las versiones bajas en grasa en realidad tienden a ser aún más altos en azúcar y sal en comparación con sus contrapartes de grasa natural, dice Holthaus. Es más, para absorber muchos de los nutrientes de su ensalada, usted necesita consumir un poco de grasa con los vegetales. Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition encontró que las personas que utilizan los aderezos sin grasa absorben cero licopeno y beta-caroteno, dos antioxidantes que son necesarios para la salud en general y pérdida de peso.

Cambiar por: Aceite de oliva, aunque sin exagerar. Una cucharada tiene de una buena dosis de ácidos grasos insaturados, sin ser una pesadilla calórica.

2. Alimentos envasados

“Muchos alimentos enlatados no son problemáticos desde el punto de vista calórico, pero están cargados de sodio, que es una gran preocupación para las mujeres que tratan de perder peso”, dice Holthaus. Si bien la meta de sodio es mantener su comida enlatada “fresca” y mejorar su sabor, viene con la frustrante retención de líquido como un efecto secundario, haciendo que se sienta como si estuviera ganando en vez de perder peso. Además, la mayoría de los revestimientos de resina de las latas contienen bisfenol-A (BPA), un estrógeno sintético que un estudio del año 2013, publicado en la revista PLOS ONE, vinculado con un mayor riesgo de obesidad.

Cambiar por: Productos frescos y congelados. Si usted no puede desprenderse de latas, busque que en la etiqueta indique que está libre de BPA, y antes de comerlas verduras contenidas allí, siempre escurrirlas y enjuagarlas para eliminar el exceso de sodio, recomienda Holthaus.

3. Jugos envasados

De fruta o verdes, no hace mucha diferencia en sus picos de niveles de azúcar en sangre. Mientras que 100% de los jugos de frutas son un poco más que agua con azúcar, muchos jugos verdes envasados ​​son en su mayoría de fruta con solo un poco de espinaca, col rizada, o Spirulina. “El proceso de extracción de jugo separa el jugo de la fibra de la fruta, por lo que hace que el azúcar que uno ingiere haga un pico en la sangre”, dice Holthaus. El resultado: La insulina apresura a llevar al azúcar directamente a las células grasas y, 30 minutos más tarde, uno queda con un bajón de azúcar y los consecuentes antojos. Un ejemplo: Si se sirve un típico vaso de 500cc. de jugo de naranja, está recibiendo alrededor de 200 calorías, 40 gramos de azúcar, y sólo un gramo de fibra.

Cambiar por: Frutas reales. De esta manera, se obtiene la fibra, lo que ralentiza la absorción en su cuerpo del azúcar y ayuda a sentirse satisfecho por más tiempo, dice Holthaus. Si los jugos verdes son su debilidad, considere hacer el suyo propio. De esa manera, usted tiene el control completo sobre lo que estás bebiendo.

4. Cremas en polvo para café

¿Cuánto daño puede hacer a sus esfuerzos para perder peso? Más de lo que probablemente piensa. Las cremas de café pueden ser unas de las fuentes más concentradas de calorías en su alacena, un contenido de 20, 30, incluso 50 calorías por cucharada. “Es fácil de consumir mucho más que eso, sobre todo si toma más de una taza al día,” dice Holthaus, quien señala que algunas marcas -la mayoría de los cuales utilizan a azúcar y el maíz de alta fructosa de jarabe contienen también parcialmente aceites hidrogenados (grasas trans). Además, ¿qué piensa usted está que contiene su crema sabrosa de sabor de avellana? Productos químicos.

Cambiar por: Leche. Pruebe una de las opciones saludables, bajas en calorías. Leche de almendras sin azúcar, o leche de soja son buenas opciones.

5. Margarina

La alternativa de la mantequilla, “amiga de la dieta”, es baja en grasa pero rica en sustancias químicas. Lo más preocupante para la pérdida de peso: los aceites parcialmente hidrogenados, que hay en algunos tipos de margarina. Estos aceites son altos en grasas trans, lo que puede dañar sus esfuerzos de pérdida de peso y la salud, incluso si se consume en bajas dosis, dice Holthaus.

Cambiar por: fuentes de grasa más natural, incluso si eso significa que consuma un poco más de calorías que lo haría con la margarina. Es contrario a la intuición, pero su salud y la balanza se lo agradecerán en el largo plazo. Si utiliza la margarina para untar, Holthaus recomienda sustituirla con una mantequilla que sea a la vez orgánica y sin sal. Sin embargo, si usted está cocinando, los aceites de oliva, de semillas de cáñamo, de aguacate, de semilla de uva y otros son excelentes opciones. Sólo recuerde que todos ellos son altos en calorías, utilizarlos moderadamente.

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Deja un Comentario

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.